Vergüenza de clase


Seguramente la mayoría de nosotros ha escuchado el comentario: “Esa gente no es de aquí”. Y en efecto, es posible verificar la movilidad de personas de una parte de la ciudad a otra, incluso entre ciudades: sabemos que no todo el que participa en los hechos violentos en los alrededores de Altamira vive en el este de Caracas, ni todos los que se apertrechan en zonas residenciales de clase media en Caracas, Barquisimeto, Mérida, Táchira o Valencia mientras “resisten” al régimen, viven en esas mismas zonas residenciales. Pero es muy probable que ese hecho verificable nos esté impidiendo medir las justas dimensiones de otro fenómeno: el de la vergüenza de clase.

De tantos casos que se pueden referir, detengámonos en uno reciente: los destrozos causados en la sede central del Instituto Nacional de Salud Agrícola Integral (Insai), ubicada en Las Delicias, al norte de Maracay, bastión del antichavismo. En las imágenes puede verse: se robaron las computadoras, los cauchos de los carros de los trabajadores, entre otras cosas. Cabe la pregunta: ¿calificar estas acciones de terroristas no es enaltecerlas? Donde yo vivo a eso se le llama bataneo. Vulgar bataneo.

Por supuesto, a la clase media antichavista que necesita creerse el cuento de la “resistencia”, le resulta sencillamente insoportable saberse batanera. Es así: la clase media batanea y lincha, como intentaron hacer con algunos de los trabajadores del Insai, que tuvieron que correr por sus vidas.

Pero la versión que circula en ciertos círculos es otra: la clase media culta, civilizada, racional, bella, no es capaz de eso. Mucho menos la clase media en plan resistencia. Fueron los colectivos paramilitares infiltrados. Y en última instancia, quizá fue gente antichavista, tú sabes, molesta con el régimen, opositora, “pueblo”, pero que no vive en Las Delicias. Porque qué vergüenza. ¡Mira este video de un policía rompiéndole el vidrio a un carro! Qué vergüenza. ¡Mira cómo saquean en el sur de Maracay! Qué vergüenza.

Es una especie de lumpen-clasemedia que, por supuesto, desea escalar socialmente y ser como la clase alta, y que para lograrlo parece dispuesta a caer todo lo “bajo” que sea posible.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Hastaelnocau

Blog de Marco Teruggi

intercomunal

Flujos políticos del siglo 21

Como te iba contando

Bla bla bla bla...

A %d blogueros les gusta esto: