Sentido de los comunes: Hijos e hijas


Orlando Monteleone, Hijas

Foto: Orlando Monteleone

¿Cómo saber que los mejores años de tu vida han quedado atrás? Diría que, entre otras cosas, cuando tienes cuarenta y dos y tu hija de quince comienza a reclamar tiempo para sí misma. Es natural: está comenzando a vivir. En mi caso, en cambio, es muy probable que los años que tengo para vivir sean menos que los vividos. No sé qué dirán los expertos al respecto. No sé cuánto de lugar común hay en todo esto. Para mí, es una situación completamente novedosa y con eso me basta. Es una verdad del tamaño del universo que sólo se me revelaría en este preciso momento. Será una cuestión de carácter, pero son circunstancias que asumo sin mayor drama, aunque al principio me haya costado entenderlo y asimilarlo. Confieso, eso sí, que me asalta la nostalgia: hemos vivido unos años realmente maravillosos. Sé perfectamente que, tanto como la inevitable tragedia, queda mucha maravilla por delante. En cada nueva etapa, nuevas revelaciones. Confío en que los que vienen a relevarnos sabrán sorprendernos. En cuanto a nosotros, hijos e hijas de 1989, no perdamos más tiempo y enseñemos a nuestros hijos e hijas que los que desean vernos acabados no nos han dejado otra opción que rebelarnos nuevamente.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Hastaelnocau

Blog de Marco Teruggi

intercomunal

Flujos políticos del siglo 21

Como te iba contando

Bla bla bla bla...

A %d blogueros les gusta esto: