El crimen sería nuestra complicidad


Diario Últimas Noticias, portada del jueves 15 de marzo de 2012


Aquí se está tramando algo. No es simplemente Ecarri y su bufa declaración: “Cuando usted la da al inodoro en Maracay, eso se sale en un grifo de la ciudad de Caracas“. Esto va más allá del asunto puntual del agua potable y de lo que sale cuando personajes como estos deciden darle a la boca.

Los hechos se van encadenando: primero fue la histeria desatada por la “ola de invasiones” en el municipio Sucre. Entonces, voceros del Movimiento de Pobladores lo advirtieron, fuerte y claro: la oposición está buscando “escenarios donde el gobierno aparezca como represor de los sectores populares, para ganar base popular para su candidato“.

Luego fue Cotiza y el infame editorial de El Nacional: “Que la revolución recurra a matones y a bandas de barrios para acallar las protestas nos dice mucho de la bajeza moral en la que se está hundiendo el chavismo“. Días después, la gente de La Piedrita se enfrenta con la “narcohampa” y de nuevo el pánico. ¿Adivinen quién asomó sus narices? El improbable tribuno del 23 de Enero, Antonio Ecarri, quien corrió a denunciar: “Es increíble que estas cosas pasen en la cara de la Fuerza Armada“.

Más recientemente, Últimas Noticias publica una suerte de reportaje en cinco partes, en cinco días sucesivos (del 14 al 18 de marzo), en el que, con base en supuestas informaciones “oficiales”, no sólo “revela” el secreto de los “boliches” asentados en estados fronterizos con Colombia, sino que sobre todo, lo que resulta más grave, incrimina a la Corriente Revolucionaria Bolívar y Zamora, y específicamente al compañero Orlando Zambrano, diputado revolucionario por el estado Apure, quien termina retratado como cómplice de secuestros, extorsiones y asesinatos.

¿Intentó el diario conocer la opinión de Zambrano, antes de publicar “información” que pudiera poner en peligro incluso su vida? La pregunta es necia, porque la respuesta es obvia, lamentablemente. Lo dice la Bolívar y Zamora en un comunicado: “Sin comprobaciones, sin derecho a la defensa, sin contrastación,se impone una verdad y desde allí se presiona“.

Este miércoles 21 de marzo, vaya qué casualidad, el gobernador Capriles, de visita en Táchira, declara: “Ustedes saben la complicidad que hay por parte del gobierno central con los grupos irregulares que hacen y deshacen en esta tierra“.

El mensaje es claro como el agua: el chavismo es “criminal” y el gobierno chavista es “cómplice”.

No cedamos al chantaje. Para decirlo con Jean Pierre Faye, no seamos cómplices de esa “máquina de producir” criminales que es el discurso opositor, y que intenta hacer “aceptable” cualquier medida de fuerza contra los “violentos”. Algo traman. El linchamiento moral de hoy es el mismo de ayer y será el linchamiento, a secas, de mañana. Mi solidaridad con el camarada Orlando Zambrano.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Hastaelnocau

Blog de Marco Teruggi

intercomunal

Flujos políticos del siglo 21

Como te iba contando

Bla bla bla bla...

A %d blogueros les gusta esto: